El vacuno de fomento se reúne con Japie van der Weistuzen, evaluador de ICAR

Ayer tuvo lugar en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) la reunión que da fin a las distintas acciones englobadas dentro de la Encomienda para la evaluación genómica INIA-MAPA

Ayer tuvo lugar en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) la reunión que da fin a las distintas acciones englobadas dentro de la Encomienda para la evaluación genómica INIA-MAPA, que tenía como objetivos, por un lado, hacer una evaluación de la situación de partida de los Programas de Mejora Genética; por otro, determinar el efecto de la incorporación de la información genómica en los sistemas de evaluación genética de cada raza y, por último, evaluar qué beneficio se podría esperar de trabajar en el escenario de una meta-población.

Se ha estado trabajando en todos estos aspectos durante varios años, y ayer estas actuaciones culminaron con la visita a D. Japie van der Weistuzen, evaluador de ICAR, a varias Asociaciones, con el fin de analizar de primera mano la forma de trabajar de estas Organizaciones.

Las Asociacones participantes en esta Encomienda en el sector vacuno de carne son la Asociación Nacional de Criadores de raza Retinta (ACRE), la Asociación de Criadores de Rubia Gallega (ACRUGA), la Asociación Española de Criadores de Raza Avileña Negra-Ibérica (AECRANI), la Asociación de Criadores de raza Bovina Parda de Montaña (ARAPARDA), la Asociación Española de Asturiana de Valles (ASEAVA), la Confederación de Asociaciones de raza Pirenaica (CONASPI), la Federación Española de Raza Parda de Montaña (FERPAM) y la Asociación Nacional de Criadores de Raza Morucha Selecta.

Estas actuaciones han sido  desarrolladas por grupos de trabajo para bovino autóctono cárnico coordinados por el INIA y constituidos por los expertos en genética que asesoran los programas de cría: el MAPA, la  Real Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto y diferentes técnicos de cada una de las Asociaciones. No obstante, es evidente que las Asociaciones de Criadores son los actores fundamentales de estos grupos de trabajo, al ser las responsables del desarrollo de los Programas de Cría.

Durante la reunión, que se celebró en formato mixto y contó con la participación de miembros del Ministerio, de la Real Federación, del INIA y de las Asociaciones de vacuno de fomento, se habló sobre la organización de la mejora genética y la incorporación de la información genómica en StudBook (Sudáfrica) y sobre las dudas suscitadas durante las entrevistas por internet y/o las visitas realizadas.

Además, el evaluador de ICAR aprovechó para destacar varios aspectos que había observado durante sus visitas a las distintas Asociaciones, como que el nivel de los genetistas era muy elevado. “Hay mucha pasión por las razas por parte de las Asociaciones y muy buen vínculo entre técnicos y genetistas, que es un aspecto a destacar, ya que la unión hace la fuerza”, comentó Japie van der Weistuzen que, como contrapunto, resaltó la heterogeneidad en el conocimiento de herramientas genéticas y la necesidad de utilizarlas estas para poder seguir avanzando.