Planas: «Tenemos que relanzar el nuevo contrato social entre el medio rural y la sociedad en la próxima legislatura europea»

Considera que la agricultura y la ganadería son esenciales para Europa y requieren de suficiente apoyo financiero para afrontar los esfuerzos de los productores hacia modelos más sostenibles

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que en la próxima legislatura de la Unión Europea (UE) hay que firmar un “nuevo contrato social europeo entre el medio rural y la sociedad”, que sea fruto del diálogo abierto entre las organizaciones agrarias, las cooperativas y todas las instituciones europeas. “Necesitamos un medio rural vivo para que la agricultura tenga futuro”, ha defendido.

Ha explicado que, para ese nuevo contrato social, ya se han dado los primeros pasos tras la apertura, hace unos meses, del Diálogo estratégico sobre el futuro de la agricultura europea por parte de la Comisión Europea (CE).

El ministro, en su intervención, esta mañana, en el foro Encuentros SER, organizado por la Cadena Ser Andalucía en Sevilla, ha mencionado esta iniciativa como una de las principales tareas que tendrá que impulsar el nuevo Ejecutivo comunitario y el Parlamento Europeo que surjan de los actuales comicios.

Planas ha apuntado que nunca los agricultores, ganaderos y pescadores habían estado tan presentes en unas elecciones europeas como las actuales. Sus movilizaciones, ha indicado, han puesto de relieve el papel central que juegan en el modelo europeo de producción y consumo de alimentos. También, la complejidad del sistema alimentario europeo, en el que inciden aspectos sociales, económicos y ambientales que, desde su punto de vista, hay que equilibrar, “porque la autonomía agroalimentaria de la UE es clave”.

Ha reconocido que los desafíos se han multiplicado y la presión sobre los agricultores y ganaderos ha ido creciendo en medio de un complejo escenario postpandemia, de sequía, con un conflicto bélico en Europa y la subida de costes, y con el cambio climático como preocupante telón de fondo.

Respecto al Pacto Verde, ha remarcado que sus objetivos son “indiscutibles”, aunque sus plazos y cronograma pueden ajustarse sin perder, en ninguna circunstancia, el diálogo con los agricultores y ganaderos.

Por todo ello -ha resaltado- es absolutamente fundamental que haya un presupuesto agrícola suficiente en Europa, para que la clase media del sector tenga rentabilidad y al mismo tiempo sostenibilidad en su actividad. En este sentido, ha señalado a la Política Agraria Común (PAC) es un elemento que, “si no existiera, habría que crearlo”, a la vez que ha sugerido la necesidad de mejorar otras partidas, como los fondos de reserva de crisis y de gestión de mercados.

Planas, en su intervención, se ha hecho eco del importante apoyo del Gobierno de España a los agricultores y ganaderos en los dos últimos años, con más de 1.380 millones de euros en ayudas extraordinarias para compensar los efectos de la guerra en Ucrania y de la sequía en el campo. También ha hecho alusión al importante sistema de seguros agrarios español, que en 2023 registró unas indemnizaciones récord de 1.240 millones de euros.

LA LEY DE LA CADENA, UN REFERENTE PARA EUROPA

De cara a la próxima legislatura europea, el ministro ha puesto de relieve que es clave para la competitividad del sector primario la modificación de la actual directiva sobre prácticas comerciales desleales, una iniciativa que la Comisión ha anunciado que tendrá como claro referente la Ley de la cadena alimentaria española, revisada en 2021 para incluir la obligatoriedad de contratos por escrito y la prohibición de las ventas por debajo de costes entre los diferentes eslabones comerciales.

Sobre las 43 medidas para asegurar la viabilidad del sector que presentó a las organizaciones profesionales agrarias (OPAS), ha insistido en que su ministerio sigue con la “puerta abierta” para que dichas medidas sean suscritas por todos.