Navarra adapta las modificaciones de la PAC acordadas en Bruselas a su tipología agrícola y ganadera

El consejero Aierdi preside la sesión del Consejo Agrario y expone ante este órgano sectorial las líneas maestras de un plan que se debatirá con el sector primario

El consejero de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, José Mª Aierdi, ha presentado ante el Consejo Agrario de Navarra y contrastado con los representantes del sector todas las modificaciones que la Comisión Europea ha terminado acometiendo en el Reglamento de la Política Agrícola Común (PAC), a instancias de los estados y las comunidades autónomas, en el proceso de debate que se ha desarrollado durante este semestre. Asimismo, el consejero y su equipo han explicado, a partir de los cambios y flexibilizaciones introducidas en el nuevo Plan Estratégico de la PAC (PEPAC), las adaptaciones que aplicará Navarra para acoplar las medidas agroambientales europeas al modelo de agricultura y ganadería que caracteriza al sector primario en la Comunidad Foral.

Asimismo, el consejero ha expuesto ante el Consejo Agrario y sometido a debate una primera propuesta de las líneas maestras del plan de choque para la reactivación del sector primario que su Departamento elaborará, conjuntamente con el sector, durante en los próximos meses. Este plan, integrado por seis ejes, incluirá medidas vinculadas con una gobernanza compartida y participada, la apuesta por productos agroalimentarios de calidad y cercanía, la rentabilidad del sector o el relevo generacional, entre otros.

Respecto a la PAC, Navarra trasladó hace tres meses al Consejo de Política Agraria de las comunidades autónomas que lidera el ministro Luis Planas una propuesta de 49 medidas de modificación y flexibilización que Aierdi había consensuado previamente con las organizaciones agrarias UAGN, EHNE y UCAN, y con intención de elevarla al debate que se estaba produciendo entonces en el seno de la Comisión Europea. 

De este proceso, en el que han mediado varias sesiones de negociaciones técnicas cruzadas entre Bruselas, Madrid y Navarra, ha derivado una reforma del Reglamento europeo que regula la PAC y de varios decretos estatales, sobre lo que el Ejecutivo foral seguirá ahora negociando con el sector la aplicación efectiva sobre el terreno de esta normativa europea, flexibilizándola o adaptándola en lo posible y teniendo en cuenta algunas excepcionalidades que ya han sido contempladas por Navarra, justificadas en la propia tipología de su sector primario.

Cambios que aplicará Navarra en ecorregímenes y condicionalidad

El consejero Aierdi, los directores generales de Desarrollo Rural y Agricultura, Rubén Goñi e Ignacio Gil, respectivamente, acompañados de personal técnico de su Departamento, han detallado ante el Consejo Agrario de Navarra las principales modificaciones que se introducirán en la PAC. Algunos de los cambios contemplados para facilitar al sector primario la aplicación de la PAC son la flexibilización en la aplicación de determinados ecorregímenes, la eliminación de controles y sanciones de condicionalidad reforzada para las explotaciones agrarias más pequeñas, la simplificación de normas sobre Buenas Condiciones Agrarias y Medioambientales (BCAM) –derogando incluso alguna línea de las BCAM- o la liberación de algunas restricciones, especialmente las relacionadas con la exigencia de rotación de cultivos –permitiendo una diversificación de dos o tres cultivos-, así como, en Navarra, se flexibilizará el laboreo tanto en cultivos de inverno como en barbechos. También se recoge la voluntariedad en la aplicación del cuaderno digital y en la presentación de fotos georreferenciadas. 

Concretamente, en el caso de Navarra, un 40% de las 10.300 personas beneficiarias de las ayudas de la PAC que existen en esta comunidad –porcentaje correspondiente a aquellas explotaciones con menos de 10 hectáreas de superficie y, por tanto, las más pequeñas- no estarán exentas del cumplimiento de la normativa, pero sí quedarán excluidas de los controles burocráticos más estrictos que establecía el reglamento europeo.

El Consejo Agrario de Navarra, cuya última sesión tuvo lugar en marzo del pasado año 2023, es un órgano consultivo y participativo sectorial en el que están representados los sindicatos agrarios UAGN y EHNE, la organización de cooperativas UCAN, las asociaciones de industrias agroalimentarias agrupadas en ALINAR y el instituto público INTIA, así como direcciones generales y servicios del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno foral. La sesión de esta mañana, celebrada en la sede de dicha Consejería, se ha prolongado por espacio de más de dos horas y ha registrado numerosas intervenciones por parte de los representantes del sector.

Entre otros puntos del orden del día, los miembros del Consejo Agrario también han debatido otras iniciativas puestas en marcha por el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente como el lanzamiento de sendos anteproyectos para la elaboración de las nuevas leyes forales de Desarrollo Rural y Calidad Alimentaria, medidas específicas de reestructuración del sector vitivinícola, programas de relevo generacional o el plan foral de regadíos.