El DOG publica hoy la convocatoria de las ayudas para fomentar la contratación de seguros agrarios

La orden entrará en vigor mañana y la persona asegurada podrá formalizar las correspondientes pólizas, lo que se considera solicitud de ayuda, siempre que se realice dentro de los períodos de suscripción establecidos por la normativa y se acerque la información necesaria para que sea efectiva

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la orden de la Consellería de Medio Rural a través de la cual se convocan las ayudas para el fomento de la contratación de seguros agrarios por parte de los agricultores y ganaderos gallegos en este 2024https://www.xunta.gal/dog/Publicados/2024/20240112/AnuncioG0426-181223-0003_gl.html, dotada con un presupuesto de 8,5 millones de euros. La contratación o formalización de una póliza, será considerada solicitud de ayuda siempre que se encuentre dentro de los plazos establecidos en la normativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y se acerque previamente la información necesaria para que sea efectiva.

Las aportaciones cubrirán un máximo del 75% del coste de la póliza, sumando los fondos autonómicos y estatales aportados para esta finalidad. Esto constituye una novedad en la convocatoria para el 2024, ya que en las anteriores el máximo financiado llegaba al 65%. Hace falta añadir que las pólizas contratadas por entidades asociativas de agricultores y ganaderos tienen una subvención adicional del 4%.

Los seguros son voluntarios, pero la Consellería de Medio Rural considera imprescindible el aseguramiento en una explotación agraria profesional, por lo que incentiva su contratación con su inclusión en los criterios de concesión de las ayudas agrarias, como las dedicadas a la incorporación de jóvenes al sector o a inversiones en las explotaciones.

Cubiertas ante imprevistos

Las explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales se enfrentan a riesgos imprevisibles que pueden afectar a sus rebaños, cogidas o producciones, y que por lo tanto comprometen su viabilidad económica. En la producción vegetal destaca la posibilidad de la destrucción de las cogidas o de las masas arbóreas a consecuencia de siniestros meteorológicos extemporáneos, los cuales tienen una tendencia a aumentar a medida que evoluciona el cambio climático. Las heladas, inundaciones, temporales o sequías son algunas de las principales causas de pérdidas económicas.

Por otra parte, están las enfermedades o accidentes fortuítos que afectan a los rebaños, y que suponen la pérdida de animales o de sus producciones en las explotaciones ganaderas.

Eliminar la incertidumbre económica derivada de estas circunstancias es uno de los grandes deseos del sector productor y de las administraciones públicas. El seguro agrario es un factor de enorme estabilidad del sector y un instrumento para garantizar las rentas agrarias.

Este sistema cubre producciones agrícolas y ganaderas. Está considerado cómo uno de los mejores a nivel mundial. Todas las entidades aseguradoras españolas importantes forman parte de Agroseguro.

Sin embargo, la medida que más fomenta los seguros son las subvenciones directas, sin trámites adicionales para el asegurado. De este modo, Agroseguro gestiona las ayudas de ENESA y de la Consellería de Medio Rural, sin que el beneficiario tenga que hacer una solicitud específica.