Valencia, Madrid, Cataluña y Baleares establecen ayudas para la vacunación de rumiantes frente a la fiebre Q

Las cuatro comunidades subvencionaron en 2023 la compra de las vacunas o los gastos veterinarios derivados

La Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña y Baleares han reforzado su compromiso contra la fiebre Q, enfermedad que afecta al bienestar animal y la productividad de las granjas de rumiantes. En el marco de la actualización del Programa de Vigilancia y Control de Fiebre Q del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), las cuatro comunidades autónomas implementaron medidas significativas durante 2023 y mantienen su apoyo en 2024 para combatir esta zoonosis de importancia crítica tanto para la salud pública como para la salud animal. Entre las principales medidas de control de la enfermedad se encuentran la implementación de medidas de bioseguridad adecuadas y la vacunación de los animales.

La fiebre Q, causada por la bacteria Coxiella burnetii, es una enfermedad de distribución global, que puede afectar a seres humanos y animales por igual. Su control es especialmente vital en el ganado bovino, ovino y caprino, ya que la incidencia de la enfermedad en humanos está estrechamente relacionada con la presencia de la bacteria en estos animales. Por lo tanto, es esencial establecer planes de vigilancia y control basados en la detección y en medidas de profilaxis e higiene en las ganaderías.

Madrid, Cataluña y Baleares han establecido ayudas destinadas a financiar parcial o completamente el coste de la vacunación de rumiantes, así como otros gastos veterinarios asociados. Asimismo, la Generalitat de Valencia, mediante la Orden 24/2021 de 23 de diciembre, ha establecido un Programa de vigilancia y control ante sospecha y confirmación de la fiebre Q, incluyendo subvenciones para la vacunación de los animales en caso de confirmación de la enfermedad.

Otras comunidades autónomas también están trabajando para fomentar la implementación de programas de control en las ganaderías, ya sea a través de Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) o con ayudas específicas para la prevención, control, erradicación y vigilancia de enfermedades. Estas medidas buscan elevar el nivel productivo y sanitario de las ganaderías, proteger la salud pública y garantizar un estatus sanitario óptimo para la cabaña ganadera.

Frente a la fiebre Q, actualmente solo está registrada Coxevac®, vacuna de Ceva Salud Animal. Esta es la única herramienta que existe para prevención y control de la enfermedad. Ceva Salud Animal, con diferentes estudios realizados en varios países, ha demostrado cómo se reduce la excreción tras la vacunación, contribuyendo a reducir la carga ambiental (disminuyendo la probabilidad de que los seres humanos entren en contacto con Coxiella burnetii) y mejorar el estado sanitario y productivo de la granja.